CITY DETOX

Octubre… un mes de reencuentros personales, profesionales y, sobretodo, “abrazamos” con media cara sonriente la vuelta a la rutina. Dejamos a un lado el mes pasado, en el cual, aún confusos, volvemos a trotar por el mundo, olvidando las puestas de sol y la sal en el pelo para ponernos de nuevo en pie con más ganas que nunca. Pero, ¿qué pasa cuando tu mente no para de comparar esos momentos de libertad con las horas ancladas en la oficina?

Este post va dirigido a vosotras, las que trabajáis, estudiáis, sois madres, hermanas, y verdaderamente unas luchadoras en tiempos de guerra!! Así que con la mano en el corazón, os recomendamos con susurros al oído lo que todos ya deseamos… Salir de la ciudad. Buscar silencio. Sí, ¡Silencio!. Y focalizarnos en nosotras mismas para mantener un poco el balance, nuestra paz y sacar alguna sonrisa.

Aquí os dejamos tres recomendaciones para escaparse sola o en pareja o con amigas. ¡La decisión es tuya! Coge un libro, aprieta el embrague y despídete de la ciudad este puente.

 

Aire de Bardenas (Tudela, España).

Un hotel para soñar alejados del mundo. Este pequeño oasis se encuentra en medio del desierto situado junto al Parque Natural de las Bardenas Reales, a unos 7 kilómetros de Tudela. Característico por las vistas a sus campos trigales y una harmonía creada en simbiosis con su arquitectura, diseño y comodidad además de buena comida! El hotel dispone de huerto propio ofreciendo un menú sano para rematar tu escapada détox. Aire de Bardenas es, sin duda, un lugar idílico en el cuál desconectar y disfrutar de la compañía de uno mismo aislado del terremoto urbano. ¿Lo más increíble? Además de ofrecer cubículos independientes, este hotel se ha convertido en el destino estrella y nunca mejor dicho. Podrás disfrutar de un observatorio espacial privado en sus habitaciones burbuja y sentirte un verdadero astronauta.

       

 

Les Cols Pavellons (Olot, Catalunya).

Ubicado en la zona de Olot, en Catalunya. Este hotelito se convierte en una masia sagrada por la paz eirrealidad que desvela su arquitectura y diseño con sus cinco pabellones modelados en vidrio y acero creando así una experiencia casi trascendental. Destaca no sólo por su obvio encanto sino por complementarse con un restaurante con dos estrellas Michelín de la mano de la cocinera Fina Puigdevall. ¿Un dato a destacar? La gran pregunta se encuentra cuando entras en la habitación…. ¿Dónde esta la cama? Pues bien, no hay. O al menos hasta la noche. Si ya nos decían que más es menos y en resumen, es la esencia de este hotel con encanto. También podrás disfrutar del cielo durante la noche y emocionarte con las estrellas y la inmensidad del universo.

          

 

La Granja (Ibiza, España).

Porque estas islas nos enamoran, siempre. Año tras año. Con sus playas de ensueño y una energía que ningún dinero podrá comprar jamás. ¡Pero sí una habitación! Te desvelamos el nuevo lugar del que todo el mundo esta hablando. Se trata de La Granja. Un hotel situado cerca de San Miquel con el propósito de crear un retiro para sus miembros dedicado a la cultivación del arte, cultivos y jardines interiores. Característico por preservar la arquitectura ibérica clásica, dispone sólo de 6 habitaciones que componen la casa de campo. Este concepto fomenta un espíritu de unión orgánica con talleres de “slow-eating”, yoga o conferencias sobre temas diversos. Este sitio te arropa y deja que te desenvuelvas a tu manera. Descubre la otra parte de Ibiza y enamórate de la isla de una forma que nunca has conocido.

         

mariahorsmanzano