¡Surfing girls! 5 beneficios del surf y el paddle surf

¡Qué mejor que sumergirse en el gran azul para conectar con la esencia de la naturaleza! El surf… casi nada puede compararse a la sensación de deslizarse sobre una ola. Si no lo has probado, esto son solo palabras. Si lo has sentido, seguro que estás sonriendo… La práctica del surf es beneficiosa para todos, hombres mujeres, niños y mayores. Hoy te lo contamos…

Cada vez son más chicas que se apuntan al espíritu del surf, encontrando la modalidad de surf que más se adapta a ellas. Si no te atreves con las olas más grandes, prueba en la orilla… Si vives en zona de pocas olas, lagos o alguna ciudad con río, no dejes de probar el SUP.

¡El paddle surf nos encanta! Es fácil aprender y puede practicarlo todo el mundo. Es apto para todas las edades. Se disfruta desde el primer día, y se adapta a las habilidades y nivel de cada persona. Puedes practicarlo en modalidad de paseo, travesía y, cuando seas una auténtica surfer girl, atrévete a surfear las olas…

Es mucho más que un deporte, el surf te envuelve por todos los rincones. Transforma el modo de ver la vida. De pronto tu look, el estilo flow, la moda que te apetece, la música que escuchas… todo se ha visto cautivado por la mística del surf.

“Difícil resistirse a esa sensación de eterno verano”

Dicen los adictos que el surf no solo es un deporte, sino una manera de entender la relación con nuestro propio cuerpo, las demás personas y el mundo que nos rodea.

Por si fuera poco, resulta que el surf es altamente eficiente y nos aporta numerosos beneficios:

  1. Tonifica tus músculos: mientras el surf fortalece más tus hombros y brazos, el SUP trabaja algo más piernas, espalda y el core.
  2. Cardio: entrar y salir de las olas o remar largas distancias sobre la tabla mejora tu resistencia cardiovascular.
  3. Desarrolla el equilibrio, la coordinación y la concentración.
  4. Yoga. Practicar ejercicios de yoga sobre la tabla, en aguas calmas, no tiene precio… pruébalo!
  5. Fuera estrés! Es lo mejor para olvidarse de los agobios del día a día…

Y todo ello en un entorno natural como el mar, que también contribuye a tu bienestar. ¡Es normal entender que el surf enganche a tantas personas ¿verdad? No importa, si eres un beginner, ¡todos empezaron algún día, no lo olvides!

Charlando o en silencio, o como lo llaman en Bali, NyepiEn definitiva, compartir olas une mucho. Y esperarlas, también… es habitual observar una mirada serena y llena de paz en muchos surfistas, parece que la conexión con el mar y la paz que brinda nuestra la naturaleza, son el culpable de todo ello. Esa paz interior convive mágicamente con una concentración extrema, una actitud totalmente presente. Cuando estás en el agua, es necesario estar pendientes de las olas, el viento, los otros surfers y, al mismo tiempo, ser consciente de nuestro cuerpo deslizándose sobre las olas…

El ruido azul del mar y el silencio interior, la paz y la concentración, la consciencia… todo ello hace que desconectemos completamente con nuestro ruidoso inconsciente y centremos nuestra atención en vivir el momento presente. ¡Es el maravilloso poder del surf! Y para terminar… cerramos los ojos y nos vamos de viaje a nuestro paraíso personal, Uluwatu, en Bali… ssshhh!

Blackbook