Lonbali nace de una reinterpretación tridimensional del mundo de los complementos donde no existe una única mujer sino varias que se adaptan a las diferentes facetas de su vida. Una mujer trotamundos, que es madre, estudia, trabaja, viaja y incluso saca tiempo para sí misma. Es la búsqueda de la recuperación de la funcionalidad básica, para adaptarse a una mujer polifacética.

En un mundo de la moda que tiende a la estandarización, nace Lonbali como una alternativa fresca y diferente. Con su variedad de estampados y el inconfundible sello de la casa, la personalización de cada elemento, Lonbali convierte cada producto en único, versátil y a la vez atemporal.

De la misma forma que no podrías elegir fácilmente entre Londres, Barcelona o Bali, cada complemento Lonbali es combinable y se adapta fácilmente al look que tú le quieras dar.

Tres… el número de la perfecta armonía.
“Omne trinum perfectum”
(Todo número tres es perfecto)